A un centímetro

Le ves. La carne se te pone de gallina.
En un momento notas su aliento en tu oreja y un hormigueo te recorre por dentro y entonces un mordisco te sorprende y algo se activa, te giras y ahí está, su boca a un centímetro de la tuya, pidiendo contacto.
Dos años esperando ese momento, deseando tenerlo tan cerca que pudieses contar los segundos gracias a los latidos de su corazón. Dos años llorando al darte cuenta de que los kilómetros son unos hijos de puta, y son todavía más largos cuando le quieres en tu cama cada noche.
Piensas en este instante, y parece que el tiempo se ha parado pero no, es tu cabeza la que se está alejando años luz de la realidad y está viajando a todos los días en que deseabas que llegase el minuto, el segundo que le tuvieses donde le tienes ahora. Y lo peor es que sigues pensando: ¿Estará bien lo que estoy haciendo?

7ea97550010c76abf0129e63c2b95ee7.gif
vía: Fuckinkisses.tumblr.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s