Directo. 

Una vez me dijeron “si hubieses dicho lo que pensabas, todo hubiese sido diferente” y desde ese mismo día empecé a ser directa, a decir lo que pensaba (con ciertos límites aunque a veces no lo controlo tanto).

Me gusta que la gente sea directa, que se hablen las cosas, que se diga lo que se siente pero luego me doy con un canto en los dientes una y otra vez. Piensas que todo el mundo reaccionará como tú, que dirá lo que se le pasa por la cabeza, que hará lo que  realmente quiere, pero no. No siempre sucede así y ahí viene lo malo. Muchas veces pienso que la gente te dirá lo que piensa pero a veces, desaparecen y tú te quedas ahí, a cuadros. Cuando pasa un derrumbe se apodera de tu cuerpo, aunque sea un instante, rompe un poco de ti, una grita se queda ahí marcada, una espinita se queda clavada sin que quisieras.

Al cabo del tiempo hay cada vez más grietas, pequeñas roturas que terminan por forjarse en una coraza mucho más grande. Y al final el escepticismo crece en ti de una manera exponencial.

Pero seguiré siendo directa, creo que es una cosa que deberíamos hacer todos y cultivarlo más, porque muchas veces por unas cosas o por otras nos cortamos y joder que de cosas dejamos sin decir, por miedo, por vergüenza… Por lo que sea. Así que yo os invito a que empecemos a probarlo aunque sea con vuestros amigos más cercanos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s