Nerviosismo en la intimidad

La sociedad trata la virginidad como una cuestión importante, por ello para muchos jóvenes es un problema. Algunos piensan que cuánta más precocidad mejor y otros al tardar “mucho” tiempo son invadidos por la vergüenza

Nuevas amistades, nuevos vicios, cambios físicos, psicológicos y sentimentales. Ideas, reflexiones, pensamientos diferentes. Todo nuevo. La adolescencia, esta nueva etapa que ahora estará empezando para muchos y para otros acabando, es difícil para la mayoría de los jóvenes. Además de sobrellevar todos estos cambios, en ocasiones la presión de sus familiares, amigos y de la sociedad en general les cohíbe o les empuja a vivir nuevas experiencias. Y cada día más. Las nuevas generaciones vienen cargadas de vivencias, atrevimiento y ganas por realizar todo cuanto antes. Pero no siempre es así.

Por su parte MªAntonieta Delpino, socióloga y psicopedagoga que ha realizado muchas investigaciones respecto al tema asegura que: “En el imaginario adolescente la vida sexual representa algo así como un rito de iniciación hacia la adultez.” Pero cada vez los jóvenes entran antes en la adolescencia “Los resultados muestran que la pubertad -cuya media de edad ha decrecido de los 16,6 años en 1860 hasta los 10,5 años en 2010, según un estudio publicado en Pediatrics.1Aún así, España es uno de los países con la media más baja de Europa, según un estudio de la marca de preservativos Durex del que informó el periódico The Independent “Malasia es el país donde más se tarda en mantener relaciones sexuales: el ‘estreno’ es a los 23,7 años. En el otro extremo está Brasil, donde la edad media de la pérdida de la virginidad está en 17,3 años. En España, la edad es de 19,5 años.2

countries.jpg
Media de edad a la que se pierde la virginidad por país. (En años) Fuente: The Independent

 

Aunque la media esté por encima de la mayoría de edad, cada vez la precocidad es un problema más grave en nuestro país y así lo explica MªAntonieta Delpino “Creo que es la presión mediática y a una suerte de hipersexualización en la sociedad. En algunos casos podría deberse a problemas relacionados con la familia y su grupo de pares, la necesidad de hacer algo diferente en el que depositan expectativas de seguridad. La sexualidad representa para muchos adolescentes como el dulce que debes probar lo más pronto posible. Debe tenerse en cuenta que no siempre la primera relación sexual pasa por una decisión muy pensada.” Por ello para muchos viene de forma casual, y otros lo practican sin ni siquiera pensar en las consecuencias del embarazo o poder contraer enfermedades de transmisión sexual.

La sexóloga Mónica Quesada, colaboradora en Píkara Magazine con artículos y respondiendo a consultas de personas que le escriben, empieza por definir la virginidad: “Entendemos por virginidad lo que define la estructura de lo que equivocadamente se llaman las ‘relaciones sexuales completas’, esas a las que hay que llegar para sentirse ‘normal. Fíjate cómo podría cambiar la significación social del concepto ‘virgen’ si tomásemos la acepción de ‘lo inexplorado’. Todas las partes del cuerpo como terreno virgen a explorar desde la curiosidad y no desde la meta a batir.” Esto es lo que muchas veces los adolescentes confunden y por ello les entra miedo a la hora de realizar el acto sexual.

Pikara-Magazine-Afinado-el-organo-774x320
Ilustración de Sonia R. Arjonilla. Sacada de Píkara Magazine sección de Mónica Quesada

Todo esto sucede por la presión tanto de la sociedad como de amigos y familiares. Mª Antonieta Delpino afirma: “Se hallan fuertemente presionados por su entorno social inmediato, que es sobre todo el grupo de pares, y también por la publicidad sexista para iniciarse sexualmente. Hay muchos temores frente a la primera relación sexual. Temores que responden tanto al hecho de enfrentar experiencias desconocidas pero que, al mismo tiempo, también les resultan atractivas. Sienten que no pueden equivocarse. Sin embargo, muchos también enfrentan la primera relación sexual como un juego sin responsabilidad alguna, no se miden las consecuencias de las decisiones.”

La sexóloga y la socióloga achacan todo este nerviosismo de los adolescentes a la sociedad, la televisión y la educación que reciben los niños en torno al sexo, solo se centran en el no, no, no. Y cuánto más le prohíbas a un joven más ganas tendrá de hacerlo. Delpino asegura: “Sienten que la virginidad es una carga. Eso está vinculado sobre todo a que sienten que no están cumpliendo con el mandato social de la iniciación. En muchas ocasiones temen ser vistas como personas cuestionables en el círculo social y, además, que sea sinónimo de inexperiencia y, en consecuencia, les impida conseguir pareja.” A lo que añade Quesada: “Todas estas creencias sobre la virginidad estructuran y son la base de la actual educación sexual. Toda la vida infantil y adolescente es una especie de “preparación” para este momento. A los hombres se les educa para que la pierdan lo antes posible y a las mujeres para que la mantengan… ¡raro es que aún así lleguemos a entendernos!

5_SexualHealing_ZyE_OscarDelmar_webbx-big
“Sexual Healing” Ilustración de Óscar Delmar

 

La virginidad es una cuestión que desde que se aprende qué es hasta que se rompe la barrera de la primera vez, pasa por la cabeza de los jóvenes día a día, minuto a minuto. Esta cuestión sigue dejando sin dormir a Urko González, estudiante de 21 años que no ha mantenido ninguna relación sexual. “No es tan mayor” dirá mucha gente. Pero él mira al suelo cada vez que sus amigos hablan del tema: “Si hay conversaciones sexuales en temas que yo no he tocado, porque soy un poco ignorante en esas cuestiones, lo entiendo. Pero cuando se ponen a hablar de eso me gustaría participar. Es un poco de envidia sana de que ellos ya lo han hecho y de la familiaridad con la que tratan el tema, porque ya no es tan fuerte para ellos como puede ser para mí”

A esto, Saioa Fernández estudiante de 20 años, tímida y con ciertos problemas a la hora de tener seguridad en sí misma para dar “un paso más”, opina que: “Yo no siento nada por la gente que es virgen, si no lo eres adelante. Pero sí que influye cuando la gente se piensa que no lo eres y pretende que todo el mundo sea un experto. Entonces yo, entro en crisis. Pero claro, la gente va a lo que va.” Se le nota que el rubor se está apoderando de su metro setenta y con una sonrisa ladeada añade: “Yo sé que es la vergüenza pero no me la voy a quitar con alguien que no sea de confianza, hasta que no pase esto pues seguirá siendo extraño para mí.”

DSC_0465 mas
“La sociedad les cohíbe”. Barcelona 2015

Estos dos jóvenes, los cuales prefieren ocultar su identidad real para no suscitar opiniones o prejuicios entre la gente, sufren esa presión social que hay acerca del sexo y de la primera vez. Los dos ofrecen su ideal de cómo querrían que fuese y los miedos que sienten ante el sexo. Saioa Fernández por su parte con un tono bastante bajo y sumiéndose en sus pensamientos mientras intenta dar con las palabras adecuadas dice: “Mi primera vez me veo súper rara, en la situación más incómoda del mundo, pero esperemos que con alguien que sepa aceptarlo. No lo siento como un problema, a cualquier edad es difícil, no lo he hecho porque nadie me ha dicho que lo hagamos. Esa es la cuestión, es el problema, no me siento atractiva. Tampoco he tenido ningún lío o novio con el que haya tenido oportunidad y eso hace que me plantee ciertas cosas.”

Urko González por el contrario parece que tiene más claro el tema y con un tono de confianza aclara: “Problema, problema no es que sea. Sino que es a la hora de romper el hielo de la primera vez. Al final vas creando unas expectativas que a medida que va pasando el tiempo van creciendo, entonces los nervios van aumentando. Si se hubiera hecho antes igual ya no me pondría tan nervioso esa situación como ahora.” Tras tragar saliva y pensar unos segundos, prosigue: “Pudiendo elegir yo lo haría con una persona que tenga confianza, que me guíe y que sepa que soy virgen. Pero tengo miedo a no satisfacerla o que luego diga que no he sido lo suficientemente bueno.”  Después cuenta con la voz algo entrecortada: “Cuando tenía 16 años y estaba con una chica con la que estuve año y algo, desde mi cuadrilla ya me presionaban diciéndome: ‘Ya habréis mantenido relaciones’ y al final acabé diciendo que sí. Es una mentira que dije por la presión social que ejercían mis amigos hacia mí.”

La primera relación sexual hace mella en todas las personas. Se crea un vínculo diferente. Un vínculo mucho más fuerte y esto afecta emocionalmente tanto a chicas como chicos, por ello que el resultado sea acertado o no puede afectar a las futuras relaciones sexuales de esas personas. En España concienciar a la población sobre la virginidad es una cuestión importante, hay muchos mitos sobre ella. Esto ha creado presiones sociales y ha influido en las decisiones de muchos adolescentes. Por ello la comunicación, información y consejos de los más mayores son la clave para que los jóvenes tomen conciencia y puedan decidir por ellos mismos con la mayor seguridad posible.

  1. El economista. La edad a la que se pierde la virginidad también se lleva en los genes. (Online). 16 de abril de 2016.
  2. Diario 20 minutos. España lidera en Europa el mapa de países donde más tarde se pierde la virginidad. (Online). 24 de Septiembre de 2016
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s