Solo vacío, solo yo

Y miro hacia atrás y veo una sonrisa.

Miro hacia delante y no estás.

Camino arrastrando los pies por un camino lleno de piedras pequeñas de esos que tanto te gustaban.

y al dar el quinto paso, me caigo.

me caigo y siento que es un abismo, que el precipicio no acaba, que la hostia no llega.

Pero llega.

Y de pronto me encuentro llorando en el sofá, viendo fotos de hace tiempo. Recordando como nos gustaba mirar el mar. Como nos gustaba marear la mirada de la gente quedándonos quietos observando algo.

Y ahora observo como tu vida se vuelve a construir. Como cada ladrillo que pusimos, se quita y se pone en otro sitio, distinto, igual.

San Juan de gaztelugatxe
Foto propia. Nikon D5100

Igual a aquellas olas que rompían en nuestros pies, en nuestros tobillos. Aquellas olas que helaban la piel.

Igual a toda la arena acumulada en el coche tras días de playa en invierno.

Lloro de alegría porque estoy feliz de que estés feliz, lloro de pena de que no sea conmigo. Lloro porque siento impotencia al no poder volver a esas tardes de abril, leyendo cuentos en librerías perdidas, en callejones malolientes y bares con cerveza.

Lloro por ti.

Y miro hacia atrás y sigues sonriendo pero con ojos de despedida, de adiós.

miro adelante y solo hay vacío, solo estoy yo.

Pincha aquí para escuchar el: AUDIO. (Soduncloud: Blogospe)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s